71 y deseamos que sigan siendo muchas más

0
111
views


Pocos son los artistas que logran un consenso entre la gente, no importa si eres joven o viejo; del rock, eléctrico o la balada, pocos son las figuras que consiguen hacer coincidir a varios públicos en el mismo gusto a través de la calidad, me estoy refiriendo a uno de los músicos españoles más importantes de la época contemporánea: Joaquín Sabina.


El cantautor nacido en Jaén se quedó sin fiesta de cumpleaños número 71 por la caída que sufrió el miércoles pasado en un escenario de Madrid, un error de cálculo le costó traumatismo de hombro izquierdo, torácico y cranoencefálico, por ello fue intervenido quirúrgicamente con éxito para la evacuación de hematoma intracraneal en hemisferio derecho, actualmente se encuentra estable, de hecho las primeras palabras pronunciadas por él en el hospital tras comenzar su recuperación fueron: “dadme un cigarro”.


Además de la música hay otra pasión para Sabina: el fútbol, en específico por los colores rojiblancos del Atlético de Madrid y es que es bien conocido que él es autor del “Himno del Centenario”, gracias a ese tema también nos enteramos que ese amor “colchonero” es un legado que proviene desde su abuelo.

Atletico de Madrid – Joaquin Sabina – Himno del Centenario

Sabina también ha confesado cariño por otros equipos alrededor del mundo, Peñarol en Uruguay, Alianza Lima en Perú y Boca Juniors en Argentina, país donde es muy respetado, de hecho hay un tema: “Dieguitos y Mafaldas”, canción dedicada a una veinteañera con la que tuvo una relación amorosa, Paula Seminara, el tema está salpicado de color por los versos que dedica al equipo xeneize.

Joaquín Sabina – Dieguitos y Mafaldas (Directo)

Su historial de frágil salud alertó a todos los fans en el mundo de Joaquín Sabina, afortunadamente él se está recuperando y ya avisó que dentro de un par de meses retomará ese concierto en Madrid que apenas comenzaba, además de la gira al lado de uno de sus amigos más entrañables, el también futbolero y aficionado del Barcelona, Joan Manuel Serrat. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here